MUJERES ESPÍAS

En la historia universal hemos sabido de grandes hazañas hechas por heroicos guerreros y conquistadores, legendarios reyes y emperadores, grandes proezas masculinas conmemoradas una y otra vez; sí muy interesante pero eso no es todo, solo es una parte de los protagonistas, falta la otra parte que no se cuenta, o que no se le quiere dar crédito, la que apenas se menciona en voz baja como un murmullo lejano, como para que nadie la escuche, nos referimos a las cientos de mujeres que participaron voluntaria o involuntariamente en los hechos que construyeron y escribieron la historia de nuestro mundo; por que cabe cuestionar, ¿Que hubiera sido de la revolución mexicana sin nuestras soldaderas o adelitas? ¿De qué manera se hubiera solucionado la economía de los países involucrados en la primera guerra mundial sin la mano de obra de la mujer en las fábricas armadoras? Más de dos millones de mujeres trabajaban “para la causa” a marcha forzada en el ensamblaje de armamento; y que tal las enfermeras voluntarias en pleno conflicto bélico siguiendo los pasos de Florence Nigtingale. Solo por dar unos ejemplos y faltan aquellas que fueron protagonistas independientes, “Y otras desconocidas gigantes que no hay libro que las aguante” como bien diría Silvio Rodríguez en una de sus canciones (“Mujeres”). Así es, la historia de la humanidad esta forjada también por las manos femeninas, las que se jugaron la vida a la par de su contraparte masculina.

La Segunda Guerra mundial fue el escenario propio para la aparición de ciertas heroínas que sin temerla ni deberla dieron su vida a la causa, mujeres dotadas de talentos y de una determinación férrea que las llevaron a tomar valientemente decisiones donde expusieron su vida y su integridad, algunas de ellas salieron victoriosas, pero otras no corrieron con la misma suerte, torturadas, ejecutadas y muchas de ellas hasta cremadas, dejaron huella con su participación e innovación y talentos ofrecidos al deber. Que lejos está aquel estereotipo de la mujer espía mostrada en las películas del agente James Bond, carentes de determinación, que necesitaban más la ayuda que ayudar; eso sí muy seductoras y dispuestas a constatarlo, nada que ver con la realidad.

Así entonces conozcamos las sorprendentes historias de cinco mujeres valientes que dieron su vida para contrarrestar las acciones del régimen Alemán Nazi, en la Segunda Guerra Mundial. 

LA DAMA QUE COGEA

VIRGINIA HALL

Mujer con grandes cualidades y temple de acero, nació el 6 de abril de 1906 en Baltimore Maryland EU. De orígenes acomodados, tuvo la oportunidad de estudiar en los mejores colegios siendo una buena estudiante, fue una chica apasionada por las aventuras, creció con la libertad de decidir lo que quería y no tener miedo de expresar su opinion, viajó en barco siendo su primera aventura. Como estudiante aprendió francés, alemán, italiano; se fue a Europa donde estudio en Francia, Alemania y Austria culminando sus estudios. Consiguió trabajo como secretaria en el servicio consular de la embajada de EU. En Varsovia, Polonia en 1931; posteriormente fue transferida a otros lugares como Tallin, Viena y Esamir. 

Sus jefes no estaban complacidos ni se sentían cómodos con una mujer que quisiera desarrollar su carrera en el Departamento de Estado. A demás era considerada exagerada al manifestar abiertamente que Hitler era un peligro a la cabeza de Alemania, fue calificada de alarmista y carente de criterio. (Típico, solo les faltó decir… ¡Está loca! Cómo cree).

VIRGINIA HALL

Poco después en Turquía sufrió un accidente mientras salía a cazar aves, su escopeta se atoró y se dispararon los pedigones que se proyectaron directamente a su pie de forma accidental, las heridas no eran de gravedad, pero la tardía atención médica hicieron que su pierna se gangrenara siendo la amputación la única forma viable de salvarle la vida. Le proporcionaron una prótesis sin embargo en ese tiempo había una disposición que impedía a miembros amputados trabajar en el departamento de estado.

Y entonces desilusionada renunció a su carrera diplomática, sin embargo, con mas ánimo en ayudar a su país en contra del fascismo alemán en 1939 se traslada a París y se une al servicio francés de ambulancias donde empieza a trabajar, pero esto no duraría ya que Francia es invadida por los alemanes en 1940.

Huye junto con una amiga en una bicicleta tratando de apoyar la huida ya que ella ahora era discapacitada.

Llegando a Londres de inmediato se presentó al ejecutivo de operaciones especiales siendo aceptada y recibiendo entrenamiento en armas y actividades de resistencia. Empezó a trabajar como decodificadora de mensajes para la embajada de EU.

VIRGINIA HALL

En una fiesta donde fue invitada a una cena repleta de extraños que hablaban en un lenguaje bastante confuso, alguien le preguntó sobre sus experiencias en Francia y si regresaría, Virginia que no tenía miedo a expresar sus opiniones relató lo que había visto y lo mucho que estaba dispuesta a hacer para cambiar la situación y combatir a los Nazis, algo que dijo incluso sin estar segura siquiera de que clase de personas estaba ahí reunidas o si eran simpatizantes de los alemanes.

Afortunadamente la anfitriona era reclutadora de espías de la inteligencia británica. Virginia fue reclutada como agente de la resistencia francesa por los servicios especiales británicos. Entrenada en tácticas militares y armamentos.

Algo inexplicable ya que en general los servicios secretos siempre reclutan agentes que sean difíciles de identificar o que pasen desapercibidos, lo cual no era aplicable a Virginia pues era una mujer singular con una prótesis en la pierna.

La misión que le fue otorgada fue recopilar información sobre la ocupación alemana nazi, para organizar y armar la resistencia francesa. Utilizando un sobrenombre y una falsa identidad se presentó en le New York Post llegando a otros lugares en agosto de 1941, su actividad fue tan exitosa que en otoño había conseguido crear una red de resistencia de ciudadanos franceses.

También ayudo a escapar a varios pilotos británicos y proporcionó información a los aliados e introdujo a varios agentes a Francia.

Virginia fue pieza importante para la entrega de 300 mil francos a la red de resistencia francesa, fue la intermediadora para entregarlos.

VIRGINIA HALL

Los franceses la apodaron “LA DAMA QUE COGEA”. Mostró su valía saboteando operaciones alemanas y ayudando a escapar a soldados e informando sobre la situación a los aliados y a Londres.

Los alemanes le pusieron precio a su cabeza, la Gestapo se percató de su existencia y de la red que ella había fortalecido, fue entonces conocida para los alemanes como la “LA DAMA COJA”, entre los Nazis.

Incluso circulaba un cartel con la foto de Virginia y un texto que decía:

“Esta mujer que cojea es una de las mas peligrosas agentes secretas de los aliados en Francia, debemos encontrarla y destruirla”.

Se convirtió en una obsesión para un sádico oficial de alto rango de la SS Nazi.

Este estuvo a punto de conseguir atrapar a Virginia, pero ella huyo a España cruzando los Pirineos a pie utilizando su prótesis como apoyo. En España tubo la oportunidad de enviar un mensaje a Londres diciendo lo siguiente.

“La Gestapo me tiene casi acorralada y escapar de las balas de los Nazis está siendo muy difícil por culpa de Cuthber”.

Un mensaje que nunca entendieron ya que se refería a su prótesis a la cual le había puesto nombre Cuthber. El mensaje de respuesta fue contundente “Si Cuthber es molesto elimínelo”.

Al llegar a España fue detenida y encarcelada por llegar de forma ilegal hasta que uno de sus compañeros pudo informar de su situación a un funcionario estadounidense en Barcelona, su liberación se produjo 6 semanas después. Al salir regresó a Londres a seguir entrenándose en comunicaciones y es transferida a la oficina de servicios estratégicos lo que después sería la CIA.

Decide volver a Francia para preparar a la resistencia y para no ser detectada por la Gestapo se transforma, se disfraza de nodriza y se somete a una intervención dental y deja de cojear y aunque esto le dañaba su cadera, pudo engañar a la Gestapo.

Posteriormente tubo un papel muy importante en la organización de grupos de ataque y actos de sabotaje contra objetivos militares nazis; coordina y entrega suministros y rescata a otros aliados y se encarga de entrenar a 3 grupos de la resistencia con los que sembraría el caos, a ella y a estos grupos se les atribuye la destrucción de 4 puentes y de haber cortado numerosas líneas de trenes y descarrilarlos, así como otras varias acciones en donde salió vencedora.

Terminado esto consigue volver a Londres donde la reciben con todos los honores el Gobierno Frances le entrega la Cruz con pala; distintivo exclusivo de militares. El gobierno británico la convirtió en un miembro de la orden el imperio británico y EU. Le entregó el distintivo La Cruz de Servicio. Ella se negó que estos distintivos se le entregaran en ceremonias done se expusiera su identidad y le fueron otorgados en privado.

VIRGINIA HALL

Siguió trabajando como agente de la CIA, se casó con otro ex agente y en 1951 se unió a la Agencia Central de Inteligencia trabajando como analista en asuntos parlamentarios franceses.

Un director importante de la CIA comento:

“Virginia no solo ayudo a ganar la segunda guerra mundial, si hubiera una tercera guerra, ella esta preparada para ganarla también”.

Se retiró en 1966 tras 30 años de servicio ininterrumpido y se convirtió en la agente norteamericana con más condecoraciones de más alto rango que se pueden dar.

Vivió sus últimos años en una granja con su esposo y murió en 1982 a la edad de 76 años.

LA FAVORITA DE CHURCHILL

KRYSTYNA STARBEK

También conocida como Christina Granville, influyó en la Segunda Guerra Mundial a favor de Gran Bretaña.

Crystyna vino al mundo como miembro de la aristocracia polaca, su nombre completo era Maria Janina Krystyna Starbek y nació en Varsovia en 1908, fue la segunda hija del conde Jerzy Starbek y su madre de nombre Stefania Goldefer de origen judío, con cualidades especiales tenía un gran carisma y era muy talentosa.

Podría decirse que Krystina hubiera tenido una vida cómoda y de clase, sin embargo el estilo de vida decadente de su padre los dejo en la ruina financiera y al morir este no dejó nada.

KRYSTYNA STARBEK

Después de una adolescencia dura, sin éxito y posteriormente con un matrimonio fallido,  Krystyna encontró trabajo como secretaria en una concesionaria de automóviles de la marca Fiat, todo iba bien hasta que ella empezó a enfermar debido a los vapores de los escapes de los automóviles que afectaron gravemente sus pulmones. Dejó el trabajo por recomendación médica aconsejándole también que saliera y pasara tiempo al aire libre y así lo hizo, se fue a las montañas a esquiar y fue ahí donde conoció a su segundo esposo un diplomático de nombre Jerzy Gizycki y en 1938 se casaron y se mudaron a Etiopía donde Jerzy tomó un cargo diplomático.

Y entonces sucede que Hitler invade Polonia en septiembre de 1939, haciendo que Gran Bretaña le declarará la guerra a Alemania; Krystina y su esposo viajan a Londres he inmediatamente ella se pone a disposición para ofrecer sus servicios. Sin más espera se presenta en la MI6 y en la entrevista ella impresiona a los oficiales con su capacidad y entereza sobre el asunto. Inmediatamente se convierte en parte del Ejecutivo de Operaciones Especiales (SOE), organización encargada de misiones de espionaje y sabotaje y reconocimientos de Europa.

KRYSTYNA STARBEK

Se establece en el Cairo por un tiempo, y en 1944 se une al equipo de la SOE, las fuerzas de liberación; hizo el primer contacto entre la resistencia francesa y partidarios italianos, también ayudó a la retirada de toda una guarnición de fuerzas alemanas en una posición estratégica.

Los extraordinarios trabajos de Krystyna en la guerra fueron reconocidos por la OBE, le fue otorgada la medalla George por parte de Gran Bretaña y la Croix de Guerre por parte de Francia.

Como suele suceder en muchos ámbitos laborales no importando la relevancia que sea, increíblemente una vez terminada la guerra a pocas semanas fue despedida con un salario de un mes, la solicitud de petición para convertirse en ciudadana británica le fue denegada, tampoco pudo regresar a Polonia; pasó tiempo para que le otorgaran la ciudadanía, pero fue olvidada y descartada por el gobierno para el cual ella trabajó y arriesgó su vida, por lo que se encontró sin dinero y sin trabajo.

Poco tiempo después encontró un empleo como afanadora en un crucero, ella había terminado con su entonces marido Jerzy Gizycki, sin embargo, encontró amistad en un mayordomo de nombre Dennis Muldowney; éste hombre se obsesionó con ella, la acosaba y no la dejaba en paz. Un día él la espero, la siguió y acorraló cerca de su departamento apuñalándola hasta matarla. Increíblemente después de superar como espía tantos obstáculos y poner en riesgo su vida muchas veces, terminó en las manos de un vulgar hombrecillo desquiciado que irónica es la vida.

LA PRINCESA ESPÍA

NOOR LINAYAT KHAN

Se le conocía como la princesa espía, su nombre completo era Noor-un Nisa Inayat Khan, nacida el 1 de enero de 1914 en Moscú, capital de la entonces Rusia Imperial; era la hija mayor de Hazrat Inaayat Khan descendiente de sultanes indios, músico y maestro de sofismo y su madre la estadounidense Ora Meena Ray Baker. Se conocieron en un viaje.

En 1914 ya nacida Noor Inayat, se mudaron a Londres donde permanecieron hasta 1920, Noor creció sin contratiempos, fue una niña muy aplicada y más grande una estudiante sobresaliente, estudió en la Universidad de Soborna, psicología infantil y música en el conservatorio parisino, sin embargo, en 1927 muere su padre y ella toma la responsabilidad de la familia.

NOOR LINAYAT

Noor soñaba con convertirse en escritora de cuentos infantiles y en un periodo breve de tiempo se inició como escritora de poesía y narraciones para niños, pero la llegada del régimen nazi truncó sus sueños como los de millones de personas en Europa.

Y en 1940 se encontró huyendo con su familia a Londres, aunque Noor fue educada con principios pacifistas no pudo evitar sentir rabia hacia el régimen nazi alemán y en su interior comenzó a sentir la necesidad de hacer algo, así que en 1940 se une a Women´s Axiliare Aire Force (WAAF), donde aprendió todo lo necesario de las comunicaciones por radio.

Su extraordinario dominio del idioma francés llamó la atención del Servicio de Operaciones Especiales (SOE), que no dudó en decidir incorporarla en la resistencia de las zonas ocupadas, a pesar de su complexión delgada y aparente fragilidad y el no haber aprobado los interrogatorios de simulacro necesarios para futuros agentes de campo, pero con su perfecto francés y su gran conocimiento en comunicaciones, más su determinación la convirtieron en un miembro de la resistencia de la sección “F” francesa (SOE). Así entonces Noor Inayat se convertiría en la primera mujer operadora de radio en territorio francés.

Durante su estadía en la resistencia, Noor ayudo a salvar a aviadores aliados y a boicotear comunicaciones enemigas; era ágil y se movía con velocidad para escapar de las sospechas de la Gestapo.

NOOR LINAYAT

Pero la suerte de Noor no estuvo siempre de su lado; fue traicionada por un agente doble que la delató y la entregó a la Gestapo. Atrapada intentó fugarse varias veces, hartando a sus captores que no tenían paciencia y que no pudieron sacarle los nombres de sus compañeros; tenía una fuerza de voluntad de acero, fue llevada a la prisión de Pforzheeim en Alemania donde fue encadenada y declarada peligrosa.

Noor Inayat fue torturada en varias ocasiones sin éxito para sus captores, Noor era de acero puro; por diez meses permaneció encadenada y el 11 de septiembre de 1944 fue trasladad a Dachau, donde fue fusilada junto a otras tres agentes británicas. Sus cuerpos fueron quemados para que nada quedara de aquellas mujeres valientes, que por voluntad propia dieron su vida en nombre de la libertad.

YOLANDE BEECKMAN

Otra mujer también con capacidades y talentos que participó como espía en apoyo de Gran Bretaña, fue Yolande Beckman; de nombre completo Yolande Elsa Maria Unternährer, nacida en París, Francia el 28 de octubre de 1911. Aunque ella era francesa su familia era de origen suizo, se mudó a Londres en su adolescencia. Creció feliz como cualquier niña siendo protegida por sus padres, trabajaba con su madre que era modista. Ya más joven y una vez entrada la Segunda Guerra Mundial Yolande se unió a la Fuerza Aérea Auxiliar de mujeres la (WAAF), ahí permaneció con un rango bajo, pero tenía unas habilidades lingüísticas formidables; hablaba francés y alemán con mucha fluidez y un poco de italiano, estas capacidades fueron suficientes para atraer la atención de la Sección Francesa (SOE), que en 1942 la entrevistaron dejándolos convencidos de sus capacidades lingüísticas e ingenio.

YOLANDE BECKMAN

Poco después se unió a un grupo de entrenamiento mixto, diez reclutas en total, de ese grupo pequeño solo 4 agentes quedaron.

Pronto sus superiores notaron que Yolande tenía otros atributos tenía una seguridad incuestionable y una determinación a toda prueba que pronto se dio a notar, era alegre y poseía un idealismo por el bien, la causa y la devoción al deber.

Para agosto siguiente Yolande empezó a entrenar con un operador inalámbrico, hizo codificaciones y trasmisiones, puro trabajo duro. Sus compañeros y jefes la respetaban, posteriormente un agente holandés de nombre Jaap Beekman se enamoró de ella, fue un breve compromiso ya que sus labores no les permitían más tiempo; se casaron en Londres, pero el trabajo era el trabajo y en septiembre, Yolande se fue de misión a los países bajos, en agosto de 1944. Tuvo varias misiones todas de alto riesgo saliendo airosa en cada una de estas misiones.

YOLANDE BEKMAN

Tuvo otras tantas más, llevadas a cabo con excelencia; se volvió indispensable para el grupo de comunicaciones e intercepciones, pero desafortunadamente un día la suerte no estuvo de su lado el 13 de enero de 1944 en una misión fallida fue arrestada por la Gestapo junto a Gustave Biéler, quien era su jefe inmediato, mientras éste fue ejecutado ella y otras tres compañeras fueron llevadas bajo arresto en la cárcel de Fresnes en París, ahí fue interrogada y torturada, luego en mayo fue trasladada a la prisión de mujeres junto a otros miembros capturados del organismo (SOE). Finalmente la llevaron al campo de concentración Nazi de Duchau y el 13 de septiembre de ese mismo año, ella y tres de sus compañeras fueron fusiladas y después cremadas. Ese fue el final de otra de las mujeres espías excepcionales de nuestra historia.

LA CRIPTOGRAFA

ELIZABETH S. FREADMAN

Colaboró en deshacer una red nazi en América del Sur, envió a la cárcel a miembros de la pandilla de Al Capone, y sentó las bases de lo que después sería La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, y todo con lápiz, papel y mucho ingenio.

De nombre completo Elizabeth Smith Friedman, nació en 1892 en un condado de Indiana, su padre de nombre John M. Smith banquero y político, y su madre Sopha Strock Smith, peluquera, costurera y consultora de moda era una mujer enérgica, impaciente y muy obstinada, con un rechazo muy marcado hacia Elizabeth la última de nueve hermanos con quien no congeniaba.

ELIZABETH FREADMAN

Solo ella y otro hermano tuvieron acceso al estudio, ya en Hillsdale College en Michigan, ella se gradúa con una especialización en literatura inglesa, también tenía gran facilidad para los idiomas, estudió latín, griego y alemán, entre otras muchas cosas más.

Fue la directora de una escuela secundaria durante un año, ella era una gran conocedora de Shakespeare. Posteriormente paso a trabajar a Newberry Research Library en Chicago donde fue bibliotecaria; y a los 23 años fue invitada a trabajar con un grupo selecto donde había mecanógrafos, traductores y estudiantes graduados en genética, había profesionales especializados en acústica, e ingeniería, este lugar se llamaba “Riberbanck” propiedad de un excéntrico millonario de nombre Gerge Fabyan, fue uno sitio de práctica criptográfica. Básicamente, la criptografía es la técnica que protege documentos y datos. Funciona a través de la utilización de cifras o códigos para escribir algo secreto en documentos y datos confidenciales que circulan actualmente en redes locales o en internet. Su utilización es tan antigua como la escritura. A través de los trabajos en Riberbanck; Elizabeth recopiló mucha información histórica sobre escrituras secretas, este lugar era el único.

ELIZABETH FREADMAN

Elizabeth no era matemática ni ingeniera. Tampoco hizo una carrera militar. Era una poeta que estudió latín, griego y alemán, además de una entusiasta de los escritores británicos William Shakespeare y Alfred Tennyson.

Conoció a William Friedman con quien se casó y durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918), los Friedman trabajaron como directores del equipo no oficial de descifradores de códigos empleados por el gobierno nacional.

Rápidamente su talento los llevó a Washington D.C., donde ella comenzó a trabajar en el entonces Departamento de Guerra y luego en el Departamento del Tesoro. Fue en este último que se dedicó a descifrar códigos de traficantes drogas y contrabandistas de alcohol en plena implementación de la llamada ley seca.

Entre los traficantes más famosos que ayudó a atrapar hay varios miembros de la pandilla de Al Capone, contra los cuales incluso testificó. Mientras trabajaba interceptando mensajes de contrabandistas de ron, Elizabeth detectó algo inesperado: comunicaciones de espías nazis. Ella logró descodificar esos mensajes y dejarlos al descubierto. Se puede considerar a Elizabeth como la creadora de la técnica de la criptografía como medio para descodificar y codificar mensajes secretos. De acuerdo con NSA, “muchas de sus contribuciones a la criptología fueron únicas. Descifró muchos mensajes cifrados durante los años de la ley seca y resolvió muchos casos notables por sí sola, incluyendo algunos códigos que fueron escritos en chino mandarín”.

Los más irónico de esto, es que fue borrada de la historia por el director del FBI, J. Edgar Hoover.

Me pregunto ¿Por que habrá sido esto?

Publicación #28

INVESTIGADO Y ESCRITO POR GUIMELENE

4 comentarios sobre “MUJERES ESPÍAS

  1. ¡Brillante entrada, consecuencia de una profunda investigación!
    No obstante; desde el principio de los tiempos, su papel no ha pasado desapercibido. Así; si tomamos el ejemplo del antiguo Egipto las mujeres tuvieron gran libertad de movimientos. Podían ejercer multitud de oficios, andar libremente por las calles, comprar y vender, recibir herencias y tener acceso a la educación, aunque las campesinas desarrollaban un trabajo extremadamente duro.
    En Mesopotamia las mujeres no estaban sometidas a los hombres, sino que gozaban de un cierto estatus de igualdad.
    En el famoso Código de leyes de Hammurabi las mujeres disfrutaban de importantes derechos, como poder comprar y vender, tener representación jurídica o testificar libremente. Pero el patriarcado; comenzó desde siempre a someterla a la invisibilidad, situación que aun hoy en pleno Siglo XXI y transcurridos 20 años, continua con su discriminación en la mayoría de los países -salvo raras excepciones- en toda la amplia gama de los Derechos Humanos y Civiles.
    Ni que hablar; de la explotación de las trabajadoras que realizaron una manifestación un 8 de marzo de 1957, en la que murieron 120 de ellas, que inicio la lucha por igualdad de derechos en todos los aspectos. Mujeres; madres abnegadas, literatas, científicas, religiosas, políticas, entre tantas otras actividades, en que han sabido descollar, superando largamente a los hombres. Sería imposible a enumerarlas a todas… Y por ello, reitero como tantas otras veces, mi opinión personal, en que si este mundo constituido por sociedades altamente enfermas de la codicia de un sistema capitalista salvaje -cualquiera sea su base política- y sin misericordia alguna por el prójimo, estuviera gobernado por mujeres -quienes en general poseen mayor sensibilidad social y de respaldo moral- el planeta podría, reencontrarse así mismo. Así lo han probado, los países gobernados por mujeres, ante el COVID19; en que demostraron sensibilidad social, previsión y liderazgo, para conducir y darles confianza a sus pueblos, reduciendo los daños que habrían sufrido sus ciudadan@s. Dios o en quien crean; SALVE A LA MUJER! Una sincera felicitación y cálido saludo.

    Le gusta a 2 personas

    1. No hay porque; han realizado un considerable esfuerzo, para investigar y citar a mujeres que demostraron su fidelidad y convicción; solo por la LIBERTAD y que lamentablemente, muchos de nosotr@s desconocemos el valor histórico de las mismas, a costa de su propias vidas. Nuevamente un reconocimiento al maravilloso trabajo que han realizado. Un cálido saludo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s