YO SOY LA MORZA 2° PARTE

Continuamos con la historia de uno de los iconos más importantes del la música de la segunda mitad del siglo XX, John Wiston Lennon.

La vida de John está llena de fragmentos y recuerdos efímeros de sus padres, John recordaba vagamente el periodo cuando vivía con los Stanley al cuidado de su tía Mimi, mientras su madre formaba otra familia y Fred su padre estaba embarcado, en aquella época John apenas tenía la tierna edad de 4 años.

Uno de sus más antiguos recuerdos era de su abuelo; y decía “…recuerdo que un día salí de paseo con mi abuelo. Yo llevaba unos zapatos que me hacían daño y él rajó los talones para que me fueran cómodos”. De sus padres él siempre tuvo la impresión o al menos eso quería creer, que habían tenido muy buenos tiempos estando juntos.

Un día Fred visitó a su hijo en casa de su tía Mimi, John tenía 5 años era muy educado y hablaba un inglés muy apropiado para su edad, le preguntó si le gustaría ir con él a Blackpool para visitar la feria y jugar en la playa por la tarde , John le respondió entusiasmado que le encantaría, entonces Fred pregunto a Mimi si podía llevarlo y ella simplemente no pudo decir que no, cómo podría; él era su padre.

John y su padre pasaron unas semanas juntos en casa de un amigo; Fred tenía bastante dinero y como él según decía, en esos tiempos era fácil ganarse la vida; seguramente andaba metido en algunos negocios dudosos como era su costumbre. Fred y su amigo se irían a Nueva Zelanda; pretendía llevarse a John, todo estaba preparado cuando un día sorpresivamente apareció al pié de su puerta Julia y le dijo que venía por niño.  

Se enfrascaron en una acalorada discusión donde una de las partes al no ponerse de acuerdo propuso que el pequeño decidiera, en este caso fue Fred quien puso en aprietos al pobre pequeño John, pero Julia se impuso y simplemente dijo que No.

Asi que ella regresó con el pequeño y John fue a vivir definitivamente con su tía Mimi y George en su casa semi-adosada de Menlove Avenue en Woolton, Liverpool.

John pronto se acostumbró a vivir con Mimi, ella lo crió como si fuera su propio hijo. Era una mujer autoritaria, que creía en la disciplina, aunque nunca le gritó ni le pegó, el peor castigo que le daba era no hacerle caso, lo cual John detestaba, “Hazme caso Mimi” le decía.

Mimi no obstante le permitió desarrollar su personalidad. John era el punto débil del tío George, a menudo encontraba las notas que John le dejaba debajo de la almohada donde le decía, “llévame tu al parque o al cine, no la tía Mimi ”.

El primer colegio de John fue La escuela primaria de Devendale, el director del colegio el Señor Evans dijo que era un niño muy listo y que podía hacer cualquier cosa que se propusiera, pero que no quería hacer cosas estereotipadas. Algo muy notorio en la vida de John.

Con la ayuda de su tío George, John aprendió a leer y a escribir, y desde el primer día de escuela dejó muy en claro a Mimi que no le recogiera a la salida, no quería que lo dejara en ridículo y que no debía acompañarle más; Mimi tenía que conformarse en seguirlo a distancia para estar segura que nada le sucediera.

John tenia algunas canciones favoritas de la música popular de aquella época como Let Him go, let him tarry, o wee Willy winkie, solia cantarlas y tenia buena voz, cantaba en el coro de St. Peter´s en Woltoon, asistía a la catequesis y recibió la confirmación a los quince años por deseo propio, nunca se le impuso el tema de la religión, pero tuvo la inclinación hasta la adolescencia.

Mimi solo le daba 5 chelines semanales para sus gastos, trató de inculcarle el valor del dinero, pero sin resultados, para ganarse dinero extra; John tenia que trabajar en el jardín; aunque el dinero nunca significó mucho para él.

A la edad de 7 años John empezó a escribir sus propios cuentos, su primera serie de libros se titulo “Carreras deportivas ilustradas” por J.W. Lennon, contenía chistes, tiras cómicas, dibujos y fotografías de estrellas del cine y del fútbol, también escribía historias por encargo que cada semana terminaba con la frase; “si te ha gustado la semana que vienen será aún mejor”.

A John le encantaba el cuento de Alicia en el país de las maravillas.

Mimi era muy protectora con John, estaba siempre pendiente de él, procuraba impedir que se mezclara con los chicos que ella llamaba vulgares.

Cuando John jugaba con los chicos del vecindario él siempre quería ser el jefe y en el colegio no era diferente, le gustaba aparentar ser duro; John tenía su pandilla y se involucraba en frecuentes altercados y riñas buscando demostrar quién era el mejor, siempre parecía estar metido en alguna pelea.

Pronto John tuvo una pandilla de chicas y chicos a los cuales él lidereaba, hacían cosas como robar dulces en las tiendas o hacer maldades a otros chicos, los padres de sus amigos lo aborrecían, cada vez que se armaba la grande John siempre se escabullía, por lo que se ganó la reputación de terrible, los padres de los otros niños siempre advertían a sus hijos que no debían jugar con John; la mayoría de los maestros lo detestaban.

El entorno hogareño con la figura cariñosa y amable, aunque firme de Mimi, era buena para él; aunque ella nunca le habló de su pasado, él conservaba recuerdos vagos de su vida anterior con sus padres, a la vez que se multiplicaron las preguntas sin respuesta.

Cuando Julia venia a verlo, en un par de ocasiones John le hizo preguntas a Mimi, ella no quería contarle, como podría, él se veía feliz y no podría decirle; ¡Tu padre es un inútil y tu madre se fue con otro!

John recuerda que le preguntaba a Mimi cosas de sus padres, pero siempre recibía las mismas respuestas. Mimi le decía que sus padres sólo se habían dejado de querer, ella nunca habló directamente en contra ni de su padre ni de su madre.

John pronto olvidó a su padre, era como si estuviera muerto, pero a su madre la seguía viendo de vez en cuando, sus sentimientos por ella no cambiaron, pensaba en ella a menudo, sólo vivía a 5 o 10 kilómetros de él.

En 1952  a la edad de 12 años, John Lennon entra al colegio Quarry Banck Hight School, era un pequeño instituto suburbano de Allerton, en Liverpool, no lejos de la casa de Mimi. Algunos de sus amigos también asistían al instituto; Ivan Vaughan era unos de sus amigos estudiosos, John ya tenía una banda de chicos y constantemente éste amigo le llevaba a otros chicos para añadirlos a su grupo.

John recuerda claramente su primer día en el Quarry, miró a los centenares de chicos y pensó tendré que pelearme con todos ellos, allí había auténticos tipos duros, las peleas consistían en gritar y maldecir mucho y soltar uno que otro puñetazo; si salía sangre se retiraban. Era agresivo porque quería ser popular, pues resultaba un papel más atractivo que solo ser seguidor; quería que todos hicieran lo que él ordenase, que se rieran de sus chistes y que lo dejaran ser el jefe.

Durante su primer año en el colegio lo pillaron con un dibujo un tanto inadecuado y grosero, a raíz de eso no les simpatizó a los profesores, luego Mimi encontró un poema con lenguaje obsceno debajo de su almohada y luego de eso empezó a mentir; después de todo para él decir mentiras o la verdad, le daba el mismo resultado pues de todas formas siempre recibía un castigo.

John tenía un notable don para el dibujo y en general para las artes plásticas, pero en materia de ciencias exactas no era nada bueno; la conducta de John empeoraba año tras año, cuando llegó el tercer curso lo pasaron al grupo B, los informes de los profesores contenían comentarios como “Incorregible”, “se hace el payaso en clase”, “sus notas son lamentables”, “se distrae continuamente”, los informes se mantenían en blanco en los espacios para los comentarios de los padres, hasta que un día la tía Mimi sólo escribió; “se merece unos azotes”.

Mimi estando en casa siempre estuvo al pendiente de él y de sus travesuras, aunque no se imaginaba que iba de mal en peor con sus notas de clase, desatendía mucho lo que sucedia en la escuela.

Mimi sólo le pegó una vez y fue por robarle dinero de su monedero, aunque él siempre tomaba dinero, pero esa vez fue demasiado. El se sentía mas cercano a su tío George, se llevaban bien era un hombre bueno y considerado. En junio de 1953 cuando John tenía 13 años el tío George sufrió una hemorragia y murió; sucedió de repente, John le quería mucho, salían juntos muy seguido, por lo que la muerte de su tío fue un shock para él, aunque nunca lo demostró. No sabía cómo estar triste en público, no sabía que hacer ni que decir.  

Más o menos en la misma época que murió el tío George otra persona iba cobrando importancia en la vida de John; su madre Julia, ella siempre se había mantenido en contacto con Mimi aunque ésta, rara vez se lo mencionaba a John. En tanto Julia estaba fascinada con el progreso de John, su crecimiento el desarrollo de su personalidad. Aquel John adolescente, estaba más fascinado con ella.

Para entonces Julia ya tenía dos hijas con su nuevo marido. Un día le regalo una camisa de colores a John y él empezó a frecuentarla más en su casa, conoció a su nuevo esposo, pero no le cayó nada bien, le apodó “Manojo de nervios”, sin embargo, no era un mal sujeto.

Julia se convirtió para John, en algo así como una tía joven o una hermana mayor, por lo que con el tiempo se refugió más en ella, pues discutía mucho con Mimi, mientras que Julia por su parte, mantenía esa actitud alegre y despreocupada que encantaba a los jóvenes; se convirtió en su cómplice, era una mujer genial muy “alivianada”, cuando le contaban John y su amigo Pete, lo que se les esperaba por alguna tontería cometida; ella les decía; “al diablo con todo”, la adoraban, era la única que entendía, la que más conectaba, se parecía a ellos, les decía lo que querían oír y se reía de todo.

Ivan, amigo de John decía que Julia contribuyó a que Jonh fuera rebelde, ella potenciaba ese tipo de actitudes, todo lo que hacia le resultaba gracioso, Julia hacia que John se pareciera a ella; ser la oveja negra de la familia, la rebelde.

John ya estaba en el grupo C el más bajo, al final del último trimestre del cuarto curso, John alcanzó el vigésimo puesto de su clase, lo más bajo de lo bajo, “ No cabe duda que está en camino al fracaso”, anotó uno de sus profesores.

Un día Julia apareció con un abrigo negro y la cara ensangrentada, había sufrido un accidente, pensó “mi madre está sangrando”, pero él no podía asumirlo, salió al jardín quería abrazarla, pero no quería implicarse, se sintió un cobarde después y desde ese entonces él empezó a reprimir sus emociones.

Julia fue atropellada por una auto marca Standard Vanguard, conducido por el policía Eric Clague, que, a pesar de ser un aprendiz, estaba conduciendo sólo, algo prohibido por la ley, ​ razón por la cual Clague fue encontrado culpable.

La muerte de su madre tuvo efectos devastadores sobre su hijo. John, que estaba en pleno proceso de reconstruir su relación con su madre y seguía siendo un adolescente, no pudo ver el cuerpo de su madre y pasó todo el funeral acurrucado en la falda de la tía Mimi.​ Fue enterrada en el Cementerio de Allerton, en Liverpool.

La muerte de su madre traumatizó severamente a Lennon. Durante dos años bebería demasiado y se vería involucrado frecuentemente en peleas, afectado por una “furia ciega”. Fue un factor relevante en las dificultades emocionales que tuvo durante casi toda su vida, pero también fue un factor decisivo para establecer una conexión íntima con Paul McCartney, que había perdido a su madre tres años antes y que se expresaría en uno de los dúos más crativos y célebres de la historia. ​

En 1968, al cumplirse diez años de su muerte y mientras estaba en la India haciendo con Los Beatles el famoso retiro espiritual con el Maharishi, John compuso una canción en memoria de su madre, que tituló con su nombre «Julia», que fue incluida en el álbum blanco de The Beatles; se trata del único tema grabado por The Beatles que John Lennon interpreta solo, acompañándose con un arpegio de guitarra. ​

En la canción John habla con su madre y le dice que la escribió para poder llegar a ella, pidiéndole que lo toque. John describe a su madre utilizando metáforas como “ojos de caracola” (seashell eyes) y “sonrisa de viento” (windy smile), “arena durmiente” (sleepeing sand), “nube silenciosa” (silent cloud). Notablemente, entre las metáforas, John describe a su madre como una “niña oceánica” (ocean child), que es uno de los significados de la palabra “yoko” en japonés, ​ por Yoko Ono, su segunda esposa. El propio John se encargó de precisar que la canción era una “combinación de Yoko y mi madre fundidas en una”.

Cuando el futuro de John estuvo en juego, Mimi habló con el director, él pregunto qué pensaba hacer con el chico, a lo que respondió Mimi ¿Qué piensa hacer usted con él, lo ha tenido durante 5 años?

Recordando sus años escolares John no se arrepiente de nada. “ Se a demostrado que yo tenia razón. Ellos se equivocaron, todos ellos siguen allí, ¿no es así? Por tanto, ellos son los fracasados”.

A Mimi le gustaba el Art College ( Escuela de arte) sabía que el arte se le daba bien y pensó que realmente merecía la oportunidad.

“Todos los profesores eran unos estúpidos, salvo uno o dos, que Jamás prestaban atención, había uno al que le gustaban mis dibujos solía llevárselos a casa. Deberian darte tiempo para evolucionar, promover tus verdaderos intereses. A mi siempre me había interesado el arte, fui el primero en clase de arte durante años, pero nadie me prestaba atención”.

Hasta ese momento John no había tenido contacto con la música, ni había tenido formación alguna, todo lo que tenía que ver con aprendizaje lo detestaba, el único que le animó con la música fue un conductor de autobuses de la línea de Liverpool; John tenía una armónica de juguete no dejaba de tocar y los estaba volviendo locos a todos, pero al conductor sin embargo lo impresionó mucho. Cuando llegaron a Edimburgo le dijo que fuera a la estación de autobuses; porque a la mañana siguiente le daría una armónica muy buena, una profesional por lo que John no podo dormir en toda la noche de la emoción, sólo tenía como 10 años y vaya que fue una armónica muy buena, era la primera vez que alguien le animaría con la música.

Y entonces cuando John Lennon era una adolescente ocurrieron 3 cosas:

Primer acontecimiento:  El 12 de abril de 1954 Bill Haley and Hiss Coments sacaron “Rock Around The Clock”. Tardo un año en causar efecto en Gran Bretaña. Cuando lo hizo fue para el tema principal de la película “Semilla de maldad”, el rock and roll golpeo a Gran Bretaña y los cines empezaron a llenarse.

El segundo acontecimiento: En 1956 apareció “Rock Island Line” de Lonnie Donogan. A pesar de su título, aquella canción poco tenía que ver con la música rock desenfrenada; lo novedoso e interesante era que estaba interpretada con unos instrumentos que todo mundo podía tocar. Lonnie Donegan popularizo el estilo skiffle. Por primera vez, cualquiera podría intentarlo, aunque no tuviera conocimiento o, siquiera talento musical.

Tercer acontecimiento: El más apasionante acontecimiento fue la aparición de Elvis Presley en 1956, su “Heartbreak Hotel” era el número uno en la lista de los catorce países, había ya interpretes como Bill Haley, rechoncho, maduro y poco sexy, pero éste nuevo y apasionante estilo de música; el rock and roll necesitaba un nuevo y excitante icono musical.

El rock era la música que enardecía a los jóvenes, Elvis era un cantante verdaderamente electrizante y sexi.  

El Rock and Roll era la música estridente y cautivante que prendía a lo jóvenes y Elvis era la chispa. “Nada me había llegado realmente al alma hasta que llego Elvis”. (John Lennon).

Llegó al alma de todos los futuros Beatles, al igual que a millones de chicos de su misma edad. Todos conservan los mismos recuerdos de grupos que surgían de cada clase del colegio y de cada calle de la ciudad. Todas las noches habían más de cien bailes en los barrios de Liverpool, y los grupos de Skiffle, es decir las bandas caseras ambientóndolos.

Cuando empezó el delirio, John Lennon no tenia guitarra ni ningún otro tipo de instrumento.

Al verse imposibilitado de tocar una guitarra, porque realmente no sabía hacerlo, fue su madre quien le empezaría a enseñar los primeros acordes, su primera canción fue “That´ll Be The Day”.

En casa tenía que practicar, por lo que al final creó un grupo, nada en serio, pero eso si, muy motivados por la fiebre musical, había varios chicos tratando de sacar algunos acordes, y de momento nació “The Quarrymen” con un look de Teddy Boy; se engomaban el cabello y lo peinaban como Elvis, aquella agrupación solo tocaba para divertirse.

Constantemente entraban y salían chicos de la agrupación, John se encargaba de sacar aquellos que no le agradaban, a él sólo se le debían presentaban tipos geniales..

The Quarrymen podía pasar meses sin tocar, nada parecía que siguiera un orden todo era casual.

Y entonces un día su amigo Ivan llevo a Paul McCartney…” Fue ese día el día en que conocí a Paul cuando las cosas empezaron a moverse”. (John Lennon)

Y el resto es historia.  

Escrito por Guimelene

Publicación #08

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s