Obertura a Guillermo Tell

 (La música cuando cuenta una historia)

En sustitución del primitivo arco y flecha; la ballesta fue creada al este de Asia más o menos 400 o 500 años a.C.; pero tiempo después, ubicándonos en Europa medieval, desempeñó un papel preponderante en las guerras, junto con las picas, alabardas, espadas y catapultas. No sé si a todos, pero algo curioso sucede en tanto a ballestas se refiere; que es esa imagen que llega a la mente, de una manzana atravesada por una saeta (flecha de ballesta) que a su vez nos lleva de inmediato a uno de esos geniales personajes épicos de la talla de William Wallace o Robin Hood que oscilan entre lo mítico y lo histórico; y me refiero desde luego a Guillermo Tell, el héroe suizo que según la tradición popular de aquel país resulta ser el precursor simbólico de su independencia.

Contexto histórico

Los territorios que conforman hoy en día a Suiza; entre los siglos XIII y XIV eran un conjunto de  entidades llamadas actualmente cantones; cada una con su propia identidad, moneda y lengua; entre francés, alemán, italiano y romanche; unidas por una alianza de común acuerdo para el libre comercio y con la particularidad de que todos estaban bajo la despótica opresión y dominio de los Habsburgo; una dinástica familia austriaca, feudal y expansionista que regía el llamado; Sacro Imperio Romano Germánico (el primer Reich, el antecedente de la actual Alemania, que en aquel tiempo conformó un imperio que abarcaba Europa central y parte del sur).

Nota: el romanche es una lengua heredada del latín romano.

La leyenda

Se cuenta que en la plaza principal de la ciudad de Altdorf, capital del cantón de Uri, por orden del déspota y sanguinario gobernador Hermann Gessler, se plantó una estaca en la cual se colocó un sombrero que representaba el poder de la casa de Habsburgo; al cual todo transeúnte debía reverenciar en muestra de sumisión.

Un día un hombre llamado Guillermo Tell, un humilde montañés y experimentado timonel que solía navegar el lago Lucerna, afamado no sólo por su destreza y puntería con la ballesta sino también por su integridad; llegó a la ciudad acompañado de Walter su pequeño y amado hijo; caminaban distraídos por la plaza haciendo caso omiso del sombrero; por lo que uno de los prepotentes guardias denunciando el desacato, lo arrestó. Debido a la tensión entre lugareños y guardias se generó una acalorada discusión a empujones y bravatas, hasta que llegó el gobernador y éste le propuso un singular castigo; le dijo a Guillermo que sí lograba atravesar con la saeta de una ballesta a 100 pasos de distancia, una manzana sobre la cabeza de Walter; los dejaría en libertad, pero de no aceptar el reto los mataría a ambos.  

Así que no teniendo alternativa tomó dos saetas de ballesta, mientras los guardias ataban al niño al tronco de un naranjo, colocando una manzana roja en su cabeza; Tell nervioso, pero a la vez seguro de sí, conteniendo la respiración; calcula, apunta y dispara. Un silencio estremecedor invade ante la expectación de la gente que observa la trayectoria del proyectil, que en instantes pareciera eterno pero que finalmente consigue atinar al blanco, justo al centro del objetivo; la gente lo ovaciona con aplausos, Guillermo suspira aliviado y Walter sonríe mientras era desatado; ¡lo sabía!, ¡sabía que lo lograrías papá! Decía el pequeño, ante el asombro y decepción de Gessler quien esperaba un trágico desenlace, así que elevando una ceja le pregunta a Guillermo por qué tomó dos saetas, y él le responde; “la segunda era para atravesar tu corazón, si la primera hubiera herido a mi hijo”.

El relato data del siglo XV, doscientos años después del supuesto acontecimiento, pero se populariza mundialmente a través de la obra “Wilhelm Tell”, del dramaturgo y filósofo alemán Friedrich von Schiller en 1804; que a su vez inspiró a la realización en 1829 de una ópera en cuatro actos encargada a un italiano que podría musicalizar hasta un recetario de cocina y me refiero al gran Gioachino Rossini (el comentario me vino a la mente porque además de ser un músico con mucha imaginación era un destacado gourmet, que alguna vez dijo “Las trufas son el Mozart de los champiñones”).

Gioachino Rossini & Friedrich von Schiller

Podemos imaginar las hojas del libreto empolvadas y con telarañas ya que se puede decir que es una obra casi olvidada; excepto por las primeras partituras; las de la obertura, la cual está estructurada en cuatro etapas o movimientos como si fuera una sinfonía:

  • El preludio
  • La tormenta
  • El Ranz des Vaches; que significa “llamada a las vacas lecheras”
  • El finale; “carga de caballería”

Y es precisamente éste último, conocido por todos como el tema del “llanero solitario” para su infortunio; y peor aún, usado y reciclado en publicidad o clichés de comedia; que en efecto es cierto que Rossini era famoso por sus óperas bufas o cómicas como la de “El Barbero de Sevilla”, pero eso no implica que toda su obra sea comedia. Aun con todo y eso la magnífica creatividad musical del autor consigue su propósito de energizar al oyente en un estallido de endorfinas que evocan el ímpetu del personaje suizo.  

¿Pero qué pasó con Guillermo después de lo que le dijo al gobernador?

Guillermo fue arrestado por su osada contestación ante la ira de Gessler y golpeado por los guardias mientras él, desesperado le gritaba a su hijo ¡huye Walter!

Hermann Gessler

Durante su traslado a la fortaleza de Kustnach para ser encarcelado bajo la amenaza de ser desollado vivo; se embarcaron los custodios incluido el gobernador para atravesar el lago de los cuatro cantones cerca de las montañas de Rigi y Pilatus en los Alpes; donde debido a eso soplan vientos fríos, por lo que inesperadamente una violenta tormenta se desató sobre la cálida superficie del lago generando olas hasta de nueve metros. Cegados por el torrencial aguacero cundido de relámpagos; el inexperto improvisado capitán que apenas meses atrás aprendió a navegar perdió el control y la orientación, no sabía hacia dónde apuntaba la proa, por lo que estuvo a punto de chocar contra un escarpado cúmulo rocoso; mientras Gessler le gritaba y lo maldecía dando azotes a los remeros, hasta que una voz exclamó ¡yo sé dónde estamos!; al extremo del cúmulo hay un embarcadero natural de aguas profundas pero las rocas están lo suficientemente bajas para desembarcar mientras pasa la tormenta; explicaba Guillermo. Así que Gessler desconfiado, pero sin otra mejor opción para salvar su propia vida, ordenó con un ademán a los soldados que le quitaran los grilletes de las muñecas y tobillos.

Farallón

Una vez tomando el control del timón con destreza giró sobre la cresta de una ola, en tanto de reojo hacia babor (izquierda) y abajo alcanzó ver su ballesta con su única saeta y en proa un poco hacia estribor (derecha) en el agua, muy cerca sobresalía varios metros arriba la punta de una gran roca, la de un farallón; tenía poco tiempo para pensar por lo que se dejó llevar por su instinto. Así que mientras el capitán le gritaba ¡cuidado con esa roca! Guillermo saltó hacia el farallón tomando la ballesta, dejando la embarcación a la deriva por lo que ésta, por la inercia se estrelló contra la roca haciéndola girar boca abajo y luego por las olas arrastrándola lejos.

Llegada la noche después de la tempestad los náufragos arribaron tierra a orillas de un pueblo cercano; Gessler rabiando de ira jura venganza contra el prófugo y su familia. Por la mañana se dirigen al castillo Kustnach en unos caballos confiscados a los lugareños y en el camino pasando por el bosque, en el aire apenas perceptible un fugaz zumbido rompiendo el silencio los sorprende; era la saeta de Tell, en el pecho del tirano gobernador Hermann Gessler. Iniciando así la resistencia de los pueblos sometidos.

Espero les haya gustado mi versión sintetizada del mito.

En tanto a los hechos históricos, fue en la Batalla de Morgarten en 1315 cuando un millar y medio de montañeses, logra vencer a las tropas de un ejército de casi 5000 soldados de la nobleza feudal; conformando así la Confederación Helvética que se transformaría en la actual Suiza.

Aquí la obertura completa de 12 minutos

Fin

Publicación #13

Creado por Magumy

Si te gustó da un clic en el icono del facebook y compártelo

Índice por categoría temática

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s